MENU

Show contents for

“La idea es buena, pero qué gano yo, concretamente hablando, si me uno a YPARD-LAC?”

  Esta fue la primera pregunta que recibimos tras presentar YPARD-LAC ante un grupo de 25 estudiantes de primer semestre de maestría en ciencias agrícolas de una universidad pública en Colombia. La primera pregunta de la primera visita que hacemos a una universidad, con el ánimo de empezar a incrementar el número de integrantes de nuestra red en YPARD-LAC, nos llevó a darnos cuenta de varios puntos clave:
  • El mensaje de YPARD-LAC debe llegar no sólo a aquellas maestrías o doctorados dedicados a la investigación agrícola por sí misma, sino también a otros profesionales interesados en facilitar procesos de desarrollo, transferencia de tecnologías y gestión de conocimiento. Estos profesionales también juegan un rol clave en lograr que la red YPARD sea diversa y represente y multidisciplinaria.
  • Es relevante encontrar diversas maneras de ejemplificar cómo pertenecer a YPARD-LAC significa ser parte de una comunidad de práctica que está buscando fortalecerse y convertirse en un vehículo para que los jóvenes profesionales hagan llegar sus inquietudes y planteamientos a instancias de toma de decisión.
  • La palabra jóvenes puede sonar excluyente, a pesar de las buenas intenciones con que aparece en la sigla que nos representa. Jóvenes no son solamente quienes estén, por poner un número, entre los 20 y los 35 años, jóvenes son quienes se sientan con energías y ganas de participar activamente en los retos de la investigación agrícola para el desarrollo.
  • La ganancia de pertenecer a una red como YPARD-LAC no es material en el sentido estricto de la palabra. La ganancia está en tener acceso a un espacio de participación donde se pueden proponer y discutir temas relevantes y relacionados con la investigación agrícola para el desarrollo, en recibir mensualmente información sobre becas y vacantes, y en tener la oportunidad de representar a la red y sus intereses en escenarios de toma de decisión.   
Este fue nuestro primer acercamiento y de las pequeñas pero importantes lecciones aprendidas estamos tomando atenta nota para que en una muy próxima ocasión tengamos todavía más oportunidad de convencer y comprometer a más colegas de ser parte activa de YPARD-LAC. Andrea Carvajal